Pulpitis: causas

La pulpitis puede ser causada por una caries que penetra a través del esmalte y la dentina para llegar a la pulpa, o puede ser resultado de un trauma, como insulto térmico de varios procedimientos dentales.

La inflamación se asocia con una infección bacteriana sin embargo también puede ser debido a fenómenos tales como trauma repetitivo o periodontitis en casos raros. En el caso de la caries penetrante, la cámara pulpar ya no es aislada del entorno de la cavidad oral.

Cuando la pulpa se inflama, la presión comienza a acumularse en la cavidad de la pulpa, que ejercen presión sobre el nervio del diente y los tejidos circundantes. La presión de la inflamación puede causar dolor de leve a extrema, dependiendo de la severidad de la inflamación y la respuesta del cuerpo. A diferencia de otras partes del cuerpo donde la presión se disipa a través de los tejidos blandos circundantes, la cavidad de la pulpa es muy diferente. Está rodeada por la dentina, un tejido duro que no permite la disipación de la presión, flujo, de modo creciente de la sangre, una característica de la inflamación, que causa el dolor.

La pulpitis a menudo puede crear mucha presión sobre el nervio del diente que el individuo tiene problemas para localizar la fuente del dolor, la confusión con los dientes vecinos, llamado dolor referido. La cavidad pulpar sí provee al cuerpo con un reto de respuesta del sistema inmunológico, lo que hace que sea muy difícil para una infección bacteriana que ser eliminado.